menu pavi impreso
presupuesto sin compromiso atencion alta calidad
quieres hormigon impreso quieres hormigon pulido calidad y resitencia buen precio somos la solucion
hormigon impreso

Impresion con moldes

Con este método pueden conseguirse acabados del tipo empedrado, adoquinado o enladrillado en una gran variedad de formas y tamaños.

 

El hormigón impreso decorativo puede colorearse en masa, por tratamiento en seco o una combinación de ambos; las juntas simuladas pueden rellenarse con mortero simple o coloreado.

 

Asimismo mediante otros tratamientos se logra un gran número de efectos (envejecimiento, veteados, etc.) También pueden combinarse zonas de distinto color.

 

 1. Puesta en obra:

Es recomendable que el hormigón utilizado para este tipo de pavimentos decorativos de hormigón contenga árido de tamaño máximo no superior a 10 mm.

 

El procedimiento de ejecución comprende las siguientes etapas:

 

1- Preparación de la base una vez definidos el espesor de la solera, tamaño del pavimento, situación de las juntas de dilatación, etc.

2- Vertigo, extendido y nivelado del hormigón. Se recomienda emplear hormigón preparado en centra.

3- Aplicación del producto coloreado en dos fases, procurando no trabajar la superficie con la llana más de una vez. El producto coloreado espolvorea sobre la superficie de hormigón fresco proporcionando un acabado de la superficie atractivo, duro, denso, resistente al desgaste, de gran uniformidad de color y que forma parte integral del hormigón.

Es imprescindible el uso de material preparado en fábrica para tratamiento en seco.

4- Extensión, por espolvoreo, del producto antiadherente sobre el hormigón.

5- Estampado del diseño mediante aplicación de los moldes sobre el hormigón.

6- Extensión del producto curado.

 

Se trataba con un juego de moldes colocados uno junto al otro y perfectamente alineados. El operario que está realizando la impresión camina sobre los moldes, estampando el diseño. El número de moldes varía en función de la anchura de la superficie de trabajo, siendo habitual que ocupen entre 5 y 10 m2.

 

Para patrones sin textura (hexágonos, rectángulos, etc.), el producto antiadherente se sustituye por una lámina de polietileno que se coloca sobre el hormigón para hacer más uniforme la impresión. El estampado se realiza sobre el plástico.

 

La impresión del diseño en zonas próximas a los bordes o inaccesibles para los moldes se realiza manualmente con pequeñas herramientas de estampar o con moldes flexibles.

 

El tiempo es un factor crítico ya que debe completarse la impresión antes de que el hormigón endurezca por completo.

Las juntas simuladas existentes entre los elementos del diseño pueden dejarse vistas o aplicarles una lechada de mortero con un color que contraste. En climas fríos con heladas frecuentes, la lechada debe prepararse con aire ocluido.

 

Se puede conseguir en el mercado una gran variedad de moldes lo que, unido a la amplia gama de colores disponibles, hace posible obtener, prácticamente, cualquier diseño que se especifique.

 

Existe una variante, poco utilizada en España, con la que se obtienen acabados similares a los obtenidos con moldes, consiste en utilizar un cilindro hueco con el patrón marcado en relieve en su superficie. El rodillo, habitualmente con diseños de tabique, adoquín o relieve de árido, se pasa sobre la superficie para imprimir el patrón.

 

Su principal ventaja es la elevada velocidad de impresión respecto a los moldes, aunque es mucho menor el número de patrones disponibles.

 

En el sistema con rodillo se sigue, en la preparación de la base de hormigón, el procedimiento habitual de construcción descrito anteriormente. Si se desea obtener una textura rugosa se pasa directamente el rodillo sobre la superficie de hormigón, previa aplicación del producto antiadherente.

 

La operación de estampado se realiza con el rodillo una vez transcurridos entre 30 y 60 minutos después del tratamiento con llana.

 

En patrones con juntas (tabique o adoquín), el relieve del rodillo debe tener en un extremo una junta cerrada y en el otro extremo una junta abierta para proporcionar continuidad al diseño en las distintas pasadas. En lugares no accesibles el estampado ha de realizarse con herramienta de mano. Si se utiliza lámina de plástico, ésta se retirará antes de que el hormigón endurezca completamente.